martes, 23 de noviembre de 2010

Catacumbas





Las catacumbas, son excavaciones subterráneas que cuentan con una estructura laberíntica. La imagen a comentar se trata de un cruce de graderías en el que encontramos un arco solium engrandeciendo una tumba.

Durante el primer siglo, los cristianos de Roma no tuvieron cementerios
propios. Si poseían terrenos, enterraban en ellos a sus muertos. Si no, recurrían a los cementerios comunes que usaban también los paganos. En la primera mitad del siglo II, después de tener algunas concesiones y donaciones, los cristianos empezaron a enterrar a sus muertos bajo tierra. Así comenzaron las catacumbas. Muchas de ellas se excavaron y se ampliaron alrededor de los sepulcros de familias cuyos propietarios, recién convertidos, no los reservaron sólo para los suyos, sino que los abrieron a sus hermanos en la fe. Pasando el tiempo, las áreas funerarias se ensancharon, a veces por iniciativa de la misma Iglesia. Es típico el caso de las catacumbas de San Calixto: la Iglesia asumió directamente su administración y organización, con carácter comunitario.

Con el Edicto de Milán, promulgado por los emperadores Constantino y Licinio en febrero del año 313, los cristianos dejaron de sufrir persecución. Podían profesar su fe libremente, construir lugares de culto e iglesias dentro y fuera de las murallas de la ciudad . Sin embargo, las catacumbas siguieron funcionando como cementerios regulares hasta el principio del siglo V, cuando la Iglesia volvió a enterrar exclusivamente en la superficie y en las basílicas dedicadas a mártires importantes.

Así, la función originaria de las catacumbas de enterrar a los muertos, sería acogida por los cementerios, al aire libre, aunque bajo las iglesias se siguió enterrando a algunos fieles, santos, etc.


Los materiales utilizados por las primeras expresiones del arte paleocristiano (antes del 313 d.c. y del Edicto de Milán) son muy pobres, por tratarse de una religión de minorias. Estos pueden ser argamasa, barro cocido o similar con los que se recubren las paredes de la catacumba y sobre los que se exponen pinturas.
No se puede decir que este tipo de arquitectura tenga una planta concreta, ya que se trata de un trazado laberíntico de galerías -denominado "criptas"-, excavado en un orden aleatorio (a veces transformaban las canteras abandonadas para extraer materiales de construcción en catacumbas) y en varios niveles.
Los elementos constructivos empleados son diversos:
- cruce de graderías cubierto por arcos de medio punto (el preferido también por el arte romano) sustentados en muros.
- el arco solium (predecesor del santuario cristiano) engrandece el sarcófago por tratarse de la tumba de alguien importante.
- el nicho longitudinal (loculi), donde se entierra al difunto.

Se puede destacar pictóricamente las primeras iconografías cristianas, tan importantes a lo largo de su historia, y con influencias de otras culturas (mundo clásico, Persia, Egipto, o cultura etrusca ). En la imagen encontramos frescos, con una función decorativa, pero sobre todo didáctica (propagación de los dogmas cristianos ante la mayoría de analfabetos), no se le da tanta importancia a la representación en sí (por ejemplo: no hay perspectiva) sino a lo que representa (iconografía). Los colores utilizados son una gama de tonos cálidos (rojo, marrón, ocre,...).

Así, en el centro del arco solio encontramos la representación de un pavo real con las plumas abiertas, iconografía de la divinidad. A ambos lados, unos jóvenes con un arco y ya en el exterior del arco solio la representación también de dos figuras , que parecen ángeles, protegiendo la tumba.

En los arcos de medio punto hay motivos florales u orgánicos, con líneas curvas que acompañan sus formas estructurales.Alternan motivos cristianos y paganos pero todos los trabajos indican un elevado nivel en la representación artística.